Fandom

Go Nagai Wiki

Harenchi Gakuen (manga)

21páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Harenchi01001.jpg

Portada de un volumen del manga

Harenchi Gauken ("Escuela indecente") [1968-1872] fue uno de los primeros trabajos del legendario Go Nagai, y ha dejado una huella indeleble en el universo del manga, por considerarse el primer manga ecchi de la Historia, y también considerado por algunos como el primer manga lolikon o el primer manga hentai moderno.

IniciosEditar

La historia nos muestra los sucesos y excursiones "cotidianas" de un grupo de estudiantes de primaria, en una escuela gobernada por lúbricos y extravagantes profesores. Si bien el eje central de esta historia es la comedia, Nagai hizo uso de ciertos elementos bizarros que asemejaban al erotismo, retratados de una forma bizarra en los maestros, y en los alumnos con los dilemas del pudor y la vergüenza aquejándolos constantemente. [el ambiente que se vivía día a día en la institución] El concepto de la obra (al menos de esta primera etapa) puede resumirse en el del valor, nobleza e inocencia de los pequeños protagonistas, intentando hacer justicia frente a la maldad y perversidad de los adultos. Los protagonistas de la historia, el aguerrido Yasohachi Yamagishi, y su fiel secuaz el pequeño Ikidomari, detendrán a cualquier precio la iniquidad del director Gojira y el séquito de hombres malos que lo apoyan.

Estos primeros números (planficados en forma de "one-shots") incluían entre sus escenas de acción bastantes desnudos de los jóvenes protagonistas, quienes resultaban a menudo humillados por sus adversarios, como forma de añadir más "peligro" a la trama, tanto para los adultos como para los niños de la historia. Pero ante todo, la acción y los detalles chuscos era lo que estaba a la orden del día, y ni siquiera los locos maestros que servían como enemigos podían tomarse demasiado en serio.

Fue unos números después cuando Nagai comenzó a enfocar algunas de sus tramas en las niñas del instituto, siendo la morena Mitsuko Yagyuu, también llamada Jyubey la principal, mejor amiga e interés amoroso de Yasohachi. En alguna aventura ya hubo escenas de "bañera", donde las niñas aparecían sin ropa, aunque retratadas únicamente de los hombres para arriba. Aunque por supuesto, su presencia y el contexto en el que aparecían era un estímulo fuerte tanto para los nerviosos protagonistas como para el lector. [una de las primeras escenas de desnudo femenino en Harenchi Gakuen] Aunque claro está que las primeras aventuras seguían siendo, por decirlo así, sana diversión apta para todo público, tales escenas gustaron tanto que Nagai se animó a acercarse cada vez más a las fronteras de lo considerado aceptable hasta ese momento.


Rompiendo las barrerasEditar

Así, en los próximos números, las bellas protagonistas serían contínuamente raptadas por los villanos, añadiendo este elemento de acoso y rapto sexual alguna temática más alrededor del deseo hacia el cuerpo de la mujer, pero nunca ofreciendo escenas sexuales.

Más adelante nos encontraríamos directamente con el plan de espionaje del director, quien habría hecho cualquier cosa para contemplar las nenas de la escuela mientras se cambiaban los vestidores. Pero claro, las cosas tampoco llegarían tan lejos, ya que las chicas se unirían para darle su merecido (cosa que no era poco común a lo largo de este manga).

Harenchi Gakuen.jpg

el manga añadiría gradualmente escenas provocativas

Con todo y pese a lo fuerte que pudiera tener la temática, las escenas consideraban siendo suaves, ya que no había de hecho escenas de desnudos, y el tono continuaba como de acción y comedia. Nagai había seleccionado incluir ese ambiente erótico de la obra como una forma de transgresión y crítica hacia la tradicional "moral de la vergüenza" que se estilaba en la sociedad japonesa. Por tanto, no era raro encontrar a jóvenes en situaciones bochornosas que atentaban hacia su pudor, al tiempo que en escenas de peligro, pues según el autor, el elemento erótico de Harenchi Gakuen sería primordialmente la vergüenza. Sin embargo,siempre veríamos en los protagonistas valores positivos y nobles.

De esta primera fase, una de las sagas climáticas sería el del ataque de los chicos de la montaña, quienes en busca de Mitsuko asaltaban la escuela y vejaban desnuban a las demás alumnas, para después secuestrar a la chica que buscaban. Es de mencionar que conforme los números avanzaban, los personajes iban en crecimiento, de modo que ya no eran jóvenes, pese a que no dejaban de ser unas niñas.

A COlo.jpg

tras el asalto de los chicos de las montañas

Aunque las escenas resultarían controversiales, Nagai se cuidó de mostrar únicamente desnudos "de lado" o enmascararlos con recursos fantasiosos, además de añadir desnudos masculinos como elemento cómico y atenuante. Esto no disminuía el dramatismo de la trama, tras de lo cual se desarrolla una serie memorable de secuencias de acción, de modo que la historia continúa y termina bien.

La historia avanza y los personajes también, así como los atrevimientos del autor, que en algunos de estos capítulos, como el de la "cacería de bragas" del director y el resto de los maestros, las primeras escenas de "descalzone" de la historia del manga, junto a otras tramas de acoso homosexual y sobre los "toqueteos" en el metro, tratadas con una virtual decencia. [una escena de la infame "cacería de bragas"]

En la penúltima aventura de esta primera etapa nos damos cuenta del crecimiento de nuestros personajes. Cuenta que en un viaje a la montaña, los personajes son atacados por un grupo de cavernícolas, quienes los despojan de sus ropas. Las escenas todavía son cómicas, aunque ya notamos que los protagonistas (ahora prácticamente unos jóvenes de 6to. grado) no sólo se esfuerzan por rescatar a sus compañeras, sino que aprovechan la situación para recrearse la vista, o incluso aproximarse con intenciones románticas.

Pese a esto (que a fin de cuentas debe ser tratado con naturalidad), la resolución del episodio es muy satisfactoria (con chicos y chicas persiguiendo a los cavernícolas, hasta terminar en medio de una ciudad, abochornados y totalmente expuestos, aunque al final siendo rescatados por las competentes autoridades. [la escena culminante] Cabe destacar, en el aspecto gráfico, que aunque en estos números la desnudez es ya total, se encuentra "maquillada", aunque con alguna curva indecente o un par de pezones en forma de puntito asomándose en algunas escenas.


El final de una etapaEditar

Como dándose cuenta del escándalo (y a la vez de la abominable popularidad) que la obra había alcanzado, Nagai decide darle final a esta primera etapa, de una forma que a partir de entonces sería acostumbrada en casi todas sus obras: una enorme guerra sin sentido.

El mundo declara la guerra a la indecencia y la escuela es bombardeada. Con el pánico de la guerra, y la hormona cada vez más alborotada, los varones de la clase acosan y vejan a sus compañeras. Los maestros sufren mala suerte, pero los protagonistas deberán encontrar una forma de defenderse y toman las armas.

Esta parte de la serie se caracteriza precisamente por una violencia extrema, muy gráfica y plagada de un humor amargo y macabro, con una cantidad espantosa de escenas que explicitan el sinsentido de la guerra.

A la vez, hace una magistral crítica sobre la forma en que la sociedad occidental pulveriza a la japonesa, y lleva sus formas de vida, consumistas e inhuamanas, a ocupar un punto central en nuestra relación como seres humanos. Se llevan las palmas los vendedores de armas y municiones como si fueran cigarros, y las chicas que levantan sus faldas cual Marilyn Monroe, sólo que en medio de explosiones de granada. [la guerra alcanza a los protagonistas] Nuestros personajes pierden no sólo el pudor sino también la decencia, incurren en matanzas sin sentido, y muchos de los personajes secundarios (por no decir todos) mueren destrozados en los ataques.

Yasohachi observa en medio del campo a la mejor amiga de Mitsuko, quien se encuentra desnuda en medio del fuego cruzado; el protagonista no se decide entre ir tras ella para satisfacer sus deseos, o tratar de salvarse. Finalmente, su indecisión es lo que le salva, ya que una detonación la hace volar en pedazos.

Explos.jpg

La escena final

Las escenas finales son ilustres y totalmente contrastantes con las escenas graciosas de los primeros volúmenes. Finalmente, Ikidomari, al darse cuenta de todo lo que ha hecho, se suicida. La pareja principal ve caer uno a uno a sus mejores amigos, mientras una explosión arrasa con todo, en medio de "fotografías" de las memorias de sus primeras aventuras.


Nace el género ecchiEditar

De esta forma parecía haber terminado una de las series de manga que más cambiaron la concepción del género en Japón... pero no fue así.

Dado las demandas de sus editores, Go Nagai continuó la historia, revelando que los dos personajes principales de la historia no murieron en la guerra, sino que sobrevivieron volviéndose una especie de héroes.

Así, las aventuras continúan varios años después. La primera sección de esta nueva etapa trata sober cómo Yasohachi y su hermana son mandados, esta vez como maestros, nuevamente a la escuela, que se ha reconstruido. Se trata este retorno de una aventura jocosa, donde además el personaje de Jyubey da un giro, ya que regresa con un nuevo look, ahora que ha tomado las riendas de su familia samurái.

HARENCHI 06 092.jpg

Jyubey en la segunda etapa del manga

De alguna forma, el ex-director logró sobrevivir, y rapta a una estudiante, para luego liberar un terrible monstruo que yacía encerrado en una puerta secreta del colegio, tras lo cuál se da una pelea entre Mitsuko y el monstruo, y el colegio vuelve a destruirse, esta vez de forma definitiva.

Tras esto, existen un par de aventuras explotativas, como aquella en que Yasohachi acude a un examen médico, donde se enfrenta al pervertido examinador y a su séquito de enfermeras desnudas (por alguna razón). Es claro que Nagai aprovechó el crecimiento tanto de los personajes (ahora mayores de edad, aunque sea por un copete) tanto como el de su audencia, para introducir más escenas "inmorales" de desnudos sin sentido y violencia gráfica.

El siguiente arco de la historia comienza cuando los protagonsitas son enviados a una escuela rural para chicas, a donde Yasohachi tiene qué acudir travestido para cuidar de su hermana, quien trabaja como maestro. Pareciera ser que lo hizo a propósito Nagai, pues dado que no es de extrañar que los primeros profesores de aquella lejana primaria hayan sido criaturas de lo más bizarra, en esta escuela para mujeres es algo parecido, aunque con "maestras" y personajes cada vez más erotizados.

Cada Vez Más.jpg

los nuevos personajes fueron cada vez más erotizados

A lo largo de esta parte de la historia se descubre que las chicas de la escuela en realidad son jóvenes que acuden travestidos con tal de espiar a la mayoría de los alumnos y las maestras, de modo que la hermana de Yasohachi se encuentra en problemas... otra vez. Este arco tiene mucha acción aunque también bastante fanservice (especialmente hacia la hermana de Yasohachi, ya que Mitsuko se ha convertido en un personaje muy serio) y una conclusión moderadamente aceptable, en que Mitsuko "recupera" el dinero de la caja fuerte que supuestamente la directora le había robado; tras un viaje a las montañas y ser perseguida por bandidos, maestras y los protagonistas, que no sabían nada, Mitsuko consigue explicar todo a Yasohachi y quedarse con la fortuna de su familia.

Si bien este volumen (el séptimo) parece una inevitable conclusión, dado que termina con los dos protagonistas ancianos en el futuro, recordando sus travesuras en al escuela... No es el final de la historia :mellow:

Luego de eso, continúan más aventuras explotativas, en que Yasohachi se convierte en un pervertido director de la primaria, que ha re-abierto, pero como escuela preparatoria.

Dado que los personajes son ahora mayores de edad, nada impidió a Nagai añadir cada vez más situaciones de service sin sentido, ahora a niveles descarados. Lo que en un principio era discreto y cuidado, ahora se traduce en escenas bastante gráficas en que las chicas de la escuela enseñan todo y sin chistar. [las escenas de fanservice se volvieron tan recurrentes que pasaron a ocupar el plano principal de la trama]

Bueno, no es cierto. Con todo, Harenchi Gakuen se fue convirtiendo de una comedia de acción en un completo ecchi, tal como lo conocemos, pero jamás llegó a presentar escenas de sexo (implícito ni explícito) ni a mostrar partes genitales (femeninas). Aún así, pechos, pezones, ropa interior y traseros femeninos no sólo están a la orden del día, sino que parecen conformar el único atractivo de la historia.

De alguna forma, el ex-director está nuevamente de regreso, por lo que las escenas de "explotación" a las alumnas son abundantes, y ahora alcanzan niveles extremos.

Porsi.jpg

las escenas de explotación alcanzaron niveles infames

[[1]]

Lo peor llega a ser la deformación que se hace a los personajes de la historia; del joven noble y defensor de las mujeres que era Yasohachi ya no queda nada, sino que por el contrario, se trata de un hombre pervertido y en ocasiones abusivo, aunque pese a todo llega a actuar como héroe de la historia. [los personajes se alejaban cada vez más de lo que fueron]

El elemento de acción está casi desaparecido; Mitsuko desaparece durante arcos enteros, quizás por remordimientos del autor, que no quiso prostituirla en historias de esta calaña. Si los propios cambios de Yasohachi fueron producto de un trauma de la guerra, eso tampoco lo sabremos, pues estos últimos capítulos son absurdos pero de una forma totalmente distinta.

Los elementos de comedia también son deformados de forma horrenda, ahora limitándose a chistes sexys y otras situaciones de esa clase. Lo que solía ser divertido, aquí se vuelve meramente obsceno.


Es claro que Nagai tuvo que seguir publicando por órdenes de sus editores, aunque se nota un esfuerzo por darle final a la obra cada cierto tiempo, marcando una posible conclusión en cada volumen o cada dos. Finalmente, el último volumen nada tiene qué ver con la historia, ya que narra las "aventuras" y hazañas del director cuando era un niño, constituyendo un tomo deplorable, plagado de pornografía y algo de lolikon. [considerada la primera escena lolikon hentai de la historia del manga] De este modo es como terminó Harenchi Gakuen, una de las primeras y más trascendentales obras de Nagai, que marcó un antes y después en la historia del manga y creó un género... para bien o para mal.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar